“Autopropulsión” de Flora Coll

En el marco del festival DOCfield>14, Fotografía documental Barcelona, la galería Tagomago inaugura el próximo jueves 8 de mayo a las 19h la exposición póstuma “Autopropulsión” de la fotógrafa Flora Coll.

Flora Coll“Autopropulsión” son 47 fotografías de Barcelona tomadas desde una silla de ruedas. Una historia con tres protagonistas: una fotógrafa, Flora Coll; una silla de ruedas, modelo PC-31; una ciudad, Barcelona. Una historia de vida pero también una aventura humana, una historia de amistades más allá de la muerte. “Autopropulsión”, el título es adecuado porque, aunque no puedes avanzar en silla de ruedas al tiempo que pulsas el obturador de la máquina de fotos, salvo que un amigo te empuje, la auténtica fuerza motriz de estas fotos no son los músculos de los brazos sino la voluntad.

Flora Coll es una fotógrafa franco-catalana que nació en París en 1973. A los 20 años, es cineasta: recibe el Premio a la Mejor Ópera Prima en el festival de Châteauroux. Siguen 15 años de ruta: Rumanía, Bielorrusia, Rusia, Venecia y Colombia, donde vive 4 años, participa en la realización de documentales y realiza sus primeras series de fotografías. A los 27 años se instala en Madrid, cursa el máster de periodismo UAM-El País y trabaja como periodista y fotógrafa en El País, El País Semanal, Ñeque y Simbad. A los 30 años le diagnostican un mieloma múltiple, se traslada a Barcelona, pasa el año 2006 en silla de ruedas y realiza “Autopropulsión”, que se expone en Aix-en-Provence y está publicada en la revista Le Monde 2. Fallece a los 34 años.

PC-31 es una silla de ruedas. Flora Coll: ‘Una vida que estuvo a punto de dejar de ser. El hospital, las muletas, la silla de ruedas. De repente, el mundo se volvió más complicado. Documentar la calle a partir de una silla de ruedas: cambio de perspectiva, de espacio, de mirada. Tres direcciones, la desaparición, la altura, el movimiento. Un asiento a 90 cm del suelo, invisible, desplazándose de manera continua, alguien inmóvil dentro. Alrededor, una ciudad que no para nunca, ni siquiera por la noche.’ En silla de ruedas, las aceras estrechas, los coches, la multitud son obstáculos pero Flora Coll es ávida de capturar el mundo que la rodea. ‘Éste mundo en el cual sólo puedo participar mirándolo me encanta y me emociona’ comentaba Flora Coll. Frente a la enfermedad, al tiempo limitado, “Autopropulsión” deja la huella de un impulso creador multiplicado por la urgencia. Crear es resistir: al cansancio, al desánimo, a los pronósticos de los médicos.

Barcelona es una ciudad mediterránea. La luz que explota, que ciega, que deja sin aliento. Flora Coll captura momentos al vuelo, la belleza serena del instante: el cielo de la tarde, cerca del sol, blanco, deslumbrante, la oscuridad profunda y acogedora de la noche primaveral. Colores en fusión, como una fuerza que se desbordara: una lámpara rojo vivo, labios de carne bermellón que recuerdan a Roy Lichtenstein. Visiones. ‘Las fotos se parecen a pinturas impresionistas hechas con una cámara’ dice su amigo Mike. Durante doce días, doce etapas de un itinerario, Flora Coll se apropia un territorio, se acerca a la ciudad para mostrar la otra cara de un lugar turístico. Barcelona es la tercera ciudad más fotografiada del mundo pero nunca la hemos visto así.

El Proyecto Flora Coll es una colaboración entre la familia y los amigos de Flora Coll para terminar el trabajo que ella no pudo llevar a puerto. ‘Este proyecto permite que su trabajo sea parte de nuestra memoria colectiva. Lo merece’ dice su amiga Chantal.

Fecha: Del 8 de mayo al 14 de junio de 2014
Lugar: Galería Tagomago, C/ Santa Teresa 6, 08012 Barcelona (mapa)
Precio: Entrada gratuita