«Muertitos» de Consuelo Bautista

En gran parte de México una semana antes del 2 de noviembre, las calles y los mercados rebosan: hay que tener todo a punto para que las puertas de las casas se abran, decoradas con ofrendas multicolores.

Prepararán comida para todos, vivos y muertos, en grandes calderos con lo mejor de la cocina mexicana. Comida, bebida, flores, cestos con ofrendas y altares para ellos. Es el día de los muertos, una fiesta para vivir.

Atraída por esta celebración, la fotógrafa Consuelo Bautista recorrió por estas fechas, durante siete años, diferentes estados de México, con la intención de captar el espíritu, la magia, el humor, el sentido onírico y la emoción de la fiesta.

Pazcuaro, Tzin-tzun-tzan, Santa Fé de la Laguna, Jantzio en Michoacán; Huautla en Hidalgo; Campeche; Ocatepec en Morelos; Oaxaca; Puebla y Ciudad de México, entre otros, se vuelcan para festejar el regreso. En Campeche, redecoran y limpian cuidadosamente con pinceles los osarios. En Michoacán duermen en el cementerio durante toda la noche del día 1 de noviembre, velando a los suyos después de haber compartido comida y bebida. En Morelos el vestuario de los familiares es colocado en los altares imitando su presencia. En Hidalgo, bailes con mascaras de tela o madera, son acompañados por bandas de música autóctona. En Ciudad de México, en el peligroso barrio de Tepito, es una noche de tregua: se adora a la Santa Muerte.

Diez años después, las imágenes forman parte del proyecto «Muertitos» una serie inédita de fotografías en blanco y negro agrupadas en un libro autoeditado por Bautista y que se presentará en la galeria H2O junto a una selección de las mismas fotografías.

Fecha: Del 25 de octubre al 23 de noviembre de 2012
Lugar: Galería H2O, C/ Verdi 152, 08012 Barcelona (mapa)
Precio: Entrada gratuita