“El otro él mismo: otra para sí misma” de Cristina Otero

Con tan sólo 16 años Cristina Otero ya ha revolucionado las redes y parte de su mundo. A los 13 años descubrió la fotografía y en sólo dos aporta una frescura y novedad indiscutible en cada uno de los autorretratos que nos muestra. Expresividad, iluminación, metamorfosis… Una gran madurez puebla sus imágenes, aunque en ellas veamos las dudas y cambios que experimenta cada día una niña que se convierte en mujer. Fotos bellas, oscuras, alegres o muy tristes pero, sin duda, con una gran fuerza visual.

Otero crea imágenes de sí misma, usando algunos atuendos, accesorios y maquillajes “crea identidades de fantasías, personajes que no son lo que aparentan”, construye facsímiles de sí misma. En una impostura escenográfica, su obra recrea el misterio de la feminidad, de una adolescente con una mirada lúdica y personal, influida por un entorno hiper-informado y en el que la información llega produciendo impactos intelectuales y fuertemente sensibles. “El mundo de los adolescentes de hoy” que a los quince años tienen más horas de televisión y de ordenador que cualquier adulto en toda su vida. Adolescentes que reciben educación visual de los medios y ven el mundo ‘patas para arriba’ con absoluta naturalidad, un mundo donde Cristina adquiere por medio de la fotografía y el autorretrato una figura camaleónica, siendo una mujer distinta a cada disparo, a cada segundo.

Autorretratos donde la composición perfectamente calculada y la iluminación adecuada soportan la imagen creada para la toma donde el personaje se desarrolla en plena acción. No se trata de la captación de un momento, no es la imagen real es un simulacro. El retrato preconcebido pone al descubierto la capacidad manipuladora de la imagen fotográfica actual, pone en evidencia el artificio. La fotografía, cuya empresa primaria ha sido la representación de lo real ha transmutado. La escena contemporánea, enmarcada en la crisis representacional del mundo, propone un retorno al potencial narrativo de la imagen. Cristina con su obra supone, al mismo tiempo, un “posponer” y un “ser diferente de”. Más aún, y a favor de ello, Otero está expuesta a la mirada, presente en sus retratos para convertirse en una incógnita. ¿Cuál es Cristina?. “El otro él mismo: otra para sí misma” ofrece una visión íntima de la vida contemporánea de una adolescente a través del objetivo de su cámara.

Fecha: Del 25 de julio al 10 de septiembre de 2012
Lugar: Fnac Illa Diagonal, Av. Diagonal 549, 08029 Barcelona (mapa)
Precio: Entrada gratuita

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>